Las salchichas en rodajas pueden resultar letales para tu hijo

Aunque a primera vista el titular pueda resultar algo alarmante o amarillista, no lo es. La mayoría de muertes por atragantamientos en menores se producen a causa de las salchichas, pero no por el alimento en sí, sino por cómo están cortadas.

El diámetro circular de una salchicha tiene un tamaño que se ajusta al de la tráquea de un niño menor de tres años. Si el pequeño no la mastica y se queda en horizontal taponando la tráquea, además de impedir la entrada de aire, produce un efecto “ventosa”. La suma de estos factores provoca que resulte muy difícil extraer el trozo de salchicha circular a pesar de emplear diferentes técnicas de reanimación que, por supuesto, deben ejercitarse.

Pero no hay que asustarse ni eliminar este alimento de la dieta, la solución es muy sencilla, cortar la salchicha de otra manera. Para evitar este tipo de complicaciones y riesgos se recomienda hacer un corte trasversal en la salchicha y a partir de ahí cortar en rodajas o de la forma que se desee, un gesto tan sencillo como importante para la vida de los más pequeños de la casa.

Conviene recordar que la asfixia está entre las primeras causas de muerte de niños y bebés, no sólo por alimentos sino por objetos del hogar o juguetes, de ahí la importancia de supervisar los objetos cotidianos al alcance de menores en casa y los juguetes que manipulan. Evitar los frutos secos, palomitas de maíz, caramelos duros y/o pegajosos, son otras de las acciones prioritarias para evitar los atragantamientos en los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *