El queso durante el embarazo

En cuestiones de alimentación, una de las cosas que más preocupa a las futuras mamás es qué quesos pueden comer y cuales se deben evitar durante los 9 meses de gestación. Pero para ello, antes hay que hablar de la listerosis, una infección grave generalmente causada por el consumo de alimentos contaminados con la bacteria Listeria monocytogene, y que si se contrae durante el embarazo, puede ocasionar daños importantes al bebé. Durante esta etapa, la futura mamá está especialmente vulnerable ante las infecciones por un desajuste en el sistema inmunológico, lo que hace que el riesgo de contraer listerosis sea mayor.

Quesos elaborados con leche pasteurizada

Para evitar que esto ocurra, hay que prestar especial atención a los quesos que se consumen durante el embarazo, que siempre han de estar elaborados con leche pasteurizada. Aunque a continuación os ofrecemos un listado de quesos pasteurizados aptos para consumir durante la gestación, insistimos en que la mejor manera de asegurarse es consultando la información del envase en la que generalmente viene especificado si está o no elaborado con leche pasteurizada. En caso de encontrarse en un restaurante, siempre puedes preguntar al camarero si el queso con el que está elaborado el plato es apto.

Otros datos interesantes

Como mencionábamos antes, la mejor manera de asegurarse de que no hay riesgo a la hora de consumir cualquier queso es consultando la información del envase donde podemos comprobar si está elaborado con leche pasteurizada, o si por el contrario, es leche cruda o sin pasteurizar en cuyo caso no debe consumirse durante el embarazo. En el caso de Alemania, y según explican en la página web del Grupo Hochland, por ley “cada producto de leche cruda debe estar marcado con la indicación ‘de leche cruda'”.

Hay que tener especial atención en quesos como el brie, emmental, feta, halloumi, manchego, mozarella o provolone. En el caso del queso brie, por ley está elaborado con leche pasteurizada en EEUU y Australia, pero no en la mayor parte de Europa. El queso emmental tradicionalmente está elaborado con leche no pasteurizada y los quesos feta, halloumi, manchego, mozarella y provolone los puedes encontrar en el mercado elaborados con leche pasteurizada o leche cruda.

Queso parmesano

En el caso del queso parmesano, existe la gran duda: ¿Se puede o no se puede tomar durante el embarazo? La teoría dice que no, puesto que está elaborado con leche cruda y por lo tanto, no está pasteurizada; pero a su vez es un queso curado que prácticamente no tiene agua o humedad, por lo que la posibilidad de que contenga bacterias es mínima. Además, el queso parmesano es muy nutritivo y saludable por ser rico en calcio, algo muy importante durante el embarazo. Esto hace que muchos médicos no prohíban su consumo durante la gestación aunque si recomienden un consumo moderado y una especial atención a la posible presencia de moho en el queso.

También puede interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.