Nunca se debe de zarandear a un bebé, nunca

Hoy en Mamichula nos hacemos eco de una noticia aparecida en el diario El País donde se pone de manifiesto la importancia de no sacudir o zarandear al bebé los primeros meses de vida debido a las gravísimas consecuencias que puede tener en su salud. Consecuencias de tal magnitud como una parálisis cerebral, como refleja esta publicación, por la que un padre de Valencia ha sido condenado a dos años de cárcel y una cuantiosa indemnización.

Aunque sepamos que a un bebé se le debe de tratar con extremo cuidado, quizá aún no seamos conscientes de que el zarandeo de los niños durante el primer año de vida es la primera causa de muertes en bebés en los Estados Unidos. La Asociación Española de Pediatría (AEP) califica este síndrome como relativamente frecuente, con 20-25 casos por cada 100.000 niños menores de dos años en todo el mundo, mientras que en España calcula que lo sufren unos 100 bebés de los 450.000 que nacen cada año (datos de 2014).

Las principales causas que provocan este síndrome son los llantos prolongados e inconsolables que suelen inducir una gran frustración en los cuidadores, así como los intentos de reanimación en situaciones que el cuidador considera de extrema gravedad como un atragantamiento o un ataque de tos.

En este artículo se pone de manifiesto que tan solo unos segundos bastan para causas lesiones permanentes e irreparables para la vida de ese bebé que incluso, en los casos más graves, puede llegar a morir. Así que, aunque a veces resulte difícil, bajo ningún concepto zarandees a tu hijo, es mejor pedir ayuda a alguien o incluso dejarle llorar un poco más.

También puede interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.