Lactancia y riesgo de embarazo

A pesar de la creencia mayoritaria de la gente, si es posible dar el pecho y quedarse embarazada, por eso hemos creído conveniente tratar el tema para evitar sorpresas o tomar las debidas precauciones.

La lactancia continuada e interrumpida causa la ausencia de la ovulación y la menstruación de forma natural, ya que las hormonas de la lactancia interfieren con las de la ovulación, impidiéndola. Ahora bien, que no tengas la regla no significa que no te puedas quedar embarazada, ya que puedes ovular en cualquier momento.

Todo esto depende de muchos condicionantes, si hay lactancia exclusiva, las horas entre tomas etc. Por eso desde Mamichula os recomendamos que tratéis este tema con vuestro médico de Atención Primaria, Ginecólogo o Pediatra para saber cómo actuar y que opciones existen para prevenir un embarazo como la píldora de progesterona, que no interfiere en la producción de la leche, además de muchos otros métodos.

Las cifras indican que entre un 1 y un 11% de las mujeres se quedan embarazadas durante el período de amenorrea, es decir que vuelven a concebir sin haber tenido la regla, a pesar de cumplir los requisitos para no quedarse, que se resume en tres reglas básicas:

  • Que la madre aún no tenga la regla y se encuentre dentro de los primeros 6 meses después del parto.
  • Que el bebé sea exclusivamente alimentado con lactancia natural, a demanda y a menudo tanto durante el día como durante la noche, sin alimentación suplementaria alguna.
  • Que no haya pausas entre tomas superiores a 6 horas.

Hay muchas páginas web y portales de referencia en los que se puede encontrar más información al respecto y que podéis echar un vistazo, pero desde Mamichula queremos incidir en la importancia de ser informado por un profesional sanitario para conocer todos los riesgos que entraña estas situaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *