Donar la sangre de la placenta salva vidas

Actualmente todas las embarazadas que van a dar a luz en el sistema sanitario público español tienen la opción de donar la sangre de la placenta. En Mamichula queremos explicaros qué es y para qué se utiliza esta sangre con el fin de estar más informadas y ser más conscientes de esta acción antes de llegar al hospital.

La donación de la sangre de la placenta, como toda donación, es altruista y no se recibe ninguna prestación económica u obsequio. Al igual que con la sangre normal o los órganos, la donación solo cuenta con un fin: “salvar vidas”. Con este dato queda bastante resuelta la cuestión, no obstante, queremos explicaros la importancia de este acto.

La donación de sangre de placenta se utiliza para tratar personas con enfermedades relacionadas con la médula ósea o alteraciones genéticas. Para su curación es necesario un trasplante de médula ósea, una tarea complicada por la dificultad de encontrar órganos compatibles (en tan sólo un 30% de los casos suele suceder) y aun en estos casos, son procesos con muchos riesgos. Es aquí donde entra en juego la sangre de la placenta.

Las células de la sangre de la placenta y cordón umbilical permiten la realización de trasplantes que no son totalmente compatibles con el paciente, facilitando que muchas más personas puedan ser curadas elevando ese porcentaje notablemente.

Además, otra de sus grandes ventajas es que se puede disponer de ella mediante los Bancos de Sangre, lo que facilita su utilización inmediata por toda la geografía mundial, evitando retrasos y aumentando las posibilidades de éxito. Para tu seguridad sobra decir que los datos de esa sangre se tratan de manera confidencial y que en caso de observar o detectar alguna patología se comunica a la madre.

¿Cómo se lleva a cabo?

El proceso para llevarlo a cabo es muy sencillo. La sangre de la placenta se recoge después de nacer el niño y tras cortar el cordón umbilical, una acción que no genera ningún riesgo ni para el recién nacido ni para la madre, repetimos: ninguno.

Tan solo es necesario firmar el consentimiento y autorizar que esa sangre sea analizada para descartar cualquier proceso infeccioso que pudiera ser transmitido a través de esta sangre como son la sífilis, el SIDA o la Hepatitis.

En la mayoría de Comunidades Autónomas existe un número de teléfono para ampliar esta información, en los hospitales te informan sin problema e incluso hay folletos explicativos. También hay que decir, que en ocasiones aunque tu dones la sangre no la pueden recoger por determinados criterios médicos como el volumen de la misma, fiebre durante el parto, etc. que te serán explicados por el personal de cada hospital.

Desde Mamichula queremos animar a todas vosotras a que donéis la sangre de la placenta porque si algo puede hacer más bonito el momento de dar a luz una vida, es saber que tu sangre y la de tu bebé puede regalar vida a otras personas.

También puede interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Mamichula te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Alvaro García Torres como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en nuestro blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado, te informo que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH HISPANO (Proveedor de hosting de Mamichula) dentro de la UE (Consultar su Política de privacidad). El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios puede tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir tus datos escribiéndonos a hola@mamichula.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Para más información, puedes consultar nuestra Política de privacidad, Política de cookies y nuestro Aviso legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other