La comida del bebé ¿en papilla o entera?

En Mamichula nos hacemos eco de este artículo que publica El País porque nos parece interesante tratar un tema que cada vez cobra una mayor importancia en los asuntos de nutrición y alimentación de los bebés y sobre el que existen pocas certezas.

Desde hace unos años algunas corrientes abogan por ofrecer al niño (a partir de los seis meses de edad aproximadamente) los alimentos enteros en lugar de en papillas o triturados con el objetivo prioritario de que disfrute de las texturas y sabores.

Este método conocido como Baby-led weaning (y traducido al español de múltiples maneras) persigue un objetivo más educacional que nutricional. Sus defensores creen que este procedimiento hace disfrutar más a los bebés de las comidas y presentan menos aversiones dietéticas en el futuro. En su contra, destaca que existe un mayor riesgo de ahogamientos, que se pueden evitar con unas pautas básicas y prestando una mayor atención.

En el artículo explican este método desde un prisma científico y de entidades de seguridad alimentaria. 15 años después del lanzamiento de esta técnica de alimentación el debate sigue abierto y no hay una opinión unánime al respecto, a partir de ahí, cada padre/madre, siempre aconsejado e informado por su pediatra, podrá tomar la decisión que considere.

También puede interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.